Agua de Mar

 

El agua de mar purificada extraída de grandes profundidades, cuya utilización terapéutica fue experimentada en tiempos recientes por René Quinton, se considera una gran ayuda en los síntomas de patologías tan dispares como las afecciones de la piel, incluida la psoriasis, la desnutrición, el asma, los problemas de próstata, la artritis, la osteoporosis, la bronquitis, la gingivitis, los problemas gastrointestinales, el desequilibrio de los sistemas nervioso central e inmune, la obesidad, el cansancio, la sinusitis, la anorexia y el estrés, entre otras dolencias.

Durante décadas se han contrastado las propiedades terapéuticas de este agua, incluso en casos de enfermedades mortales.
Aunque el conocimiento de las propiedades curativas del agua de mar se remonta muchos siglos atrás en la historia del saber humano, no fue hasta principios del XX, cuando el agua marina empezó a aplicarse por vía subcutánea como alternativa terapéutica para tratar y curar hasta enfermedades presuntamente mortales. Se asegura que los tratamientos llevados a cabo con el agua de mar por René Quinton, permitieron en su época la curación de pacientes con cólera, tuberculosis y desnutrición.

Sus numerosos usos terapéuticos se basan en su capacidad contrastada para renovar, purificar y regenerar el fluido interior del organismo, así como para mantener el equilibrio vital. Según los defensores de esta terapia, el Plasma de Quinton es uno de los mejores regeneradores de los mecanismos celulares.

En Estados Unidos se está empleando para corregir problemas de próstata, psoriasis, quemaduras, alopecia, artritis, osteoporosis, bronquitis, asma, gingivitis, problemas gastrointestinales o desequilibrios del sistema nervioso central, entre otras patologías. Incluso se ha demostrado su eficacia para tratar casos de drogodependencia, alcoholismo y hemofilia. Y está además, específicamente recomendado para problemas de piel, depresión del sistema inmune, infecciones, fatiga crónica o aguda, desórdenes de huesos en adultos, dolores del crecimiento en niños, embarazo y lactancia, abortos espontáneos repetidos, estrés y como normalizador de las deficiencias nutricionales.

En España, algunos centros de medicina complementaria, lo recomiendan también en casos de obesidad, estados de cansancio, sinusitis, e incluso, anorexia o desnutrición.

Es muy posible, que la efectividad del agua de mar, radique en su condición de “oligoterápico total”, puesto que contiene todos los elementos simples de que está compuesto nuestro planeta, incluidas las sustancias orgánicas y además en trazas o cantidades infinitesimales, como se usan en oligoterapia. Lo cual, hace del agua de mar, un elemento importantísimo para llevar a cabo las reacciones químicas de nuestro organismo, ya que para que se produzcan son necesarias las enzimas y éstas, precisan a su vez, a los cofactores, todos los cuales están en el agua de mar.

Múltiples enfermedades descritas y otras no descritas se originan en un déficit de estos cofactores u oligoelementos, tanto en adultos como en ancianos, por lo que se recomienda el uso de agua de mar, estimulando de este modo el normal funcionamiento bioquímico del organismo y como consecuencia recuperando la salud.

El agua de mar se está utilizando en todo el mundo para tratar patologías o afecciones tan dispares como:

• Problemas de prostata
• Psoriasis y otras enfermedades de la piel
• Quemaduras
• Infecciones
• Alopecia
• Artritis
• Osteoporosis
• Bronquitis
• Asma
• Gingivitis
• Problemas gastrointestinales
• Desequilibrios del sistema nervioso central
• Hemofilia
• Obesidad
• Sinusitis
• Anorexia y bulimia
• Depresion del sistema inmune
• Fatiga cronica o aguda
• Desordenes de huesos
• Dolores del crecimiento en ninos
• Estres.

Resurgen esta fabricado bajo los estándares de calidad de suplementos nutricionales y registrado en la FDA con El Numero: 11065724096, en la Comunidad Europea con registro No NUT/PL/AS/1870/1, y ante Consejo General de Colegios Farmacéuticos - Código nacional: CN. 177995.3

 

Ésta declaración no ha sido evaluada por la FDA. Éste producto no pretende diagnosticar, tratar, curar, o prevenir ninguna enfermedad

 

 

© Copyright 2008-2015 Resurgen. All Rights Reserved.
No se le permite copiar cualquier material de este sitio web.