Nuestro sistema inmunológico es nuestra primera y última línea de defensa. Cada día que inhalamos miles de gérmenes (bacterias y virus) que están flotando en el aire, frente a las amenazas de nuestro entorno microscópico. Es fácil salir lastimado de lo que aún no podemos ver! El Factor de Transferencia no sólo apoya, sino que también educa a nuestro sistema inmune de una manera que no pueden complementar otros elementos.

Los factores de transferencia son pequeñas moléculas que se producen de forma natural en todos los mamíferos y se pasan de la madre al recién nacido a través de la primera leche de la madre que se llama calostro. Mediante la transferencia de información de célula a célula, los factores de transferencia desempeñan el trabajo de "maestros" para las células inmunológicas, asegurando un sistema inmune fuerte capaz de sobrevivir, incluso prosperando un entorno nuevo. Los investigadores ahora creen que los beneficios del calostro no necesariamente terminan ahí. Si usted tiene un sistema inmunológico comprometido o está buscando un impulso saludable para su sistema inmunológico, el calostro puede poner en marcha lo que necesita para combatir las infecciones o enfermedades crónicas relacionadas.

Beneficios del uso de factores de transferencia

• Nuestro sistema inmunológico se fortalece. Esto significa que cuando los virus o las bacterias invaden nuestro cuerpo, los factores de transferencia aumentan la eficacia de las células inmunes (reaccionándose más rápidamente).
• Cuando tomamos los factores de transferencia, estas moléculas mensajeras nos ayudan a almacenar más rápidamente la información en nuestros propios bancos de datos inmunológicos.
• En caso de que es el sistema inmune sea más reactivo (enfermedades autoinmunes - artritis, lupus, etc.) los factores de transferencia modulan o calman las defensas inmunológicas que atacan el tejido sano sin querer, con ello mejorar la salud de uno.